CONSEJOS PARA ACTUAR CONTRA EL DAÑO SOLAR

ZanjaHa llegado el verano y, como es lógico, con él han llegado las altas temperaturas, el calor y el sol.

Nuestros trabajadores se van a ver expuestos de manera importante, en unos casos más que en otros, a la radiación solar de manera intensa y prolongada por lo que desde las empresas debemos de adoptar las medidas necesarias para minimizar sus efectos ya que una exposición intensa y prolongada a los rayos ultravioleta puede derivar en alteraciones cutáneas (como la hiperpigmentación, el fotoenvejecimiento o la supresión inmunológica) e incluso en cáncer de piel (fotocarcinogénesis).

CarcinomaDado que no es posible dejar de trabajar ni hacerlo únicamente en aquellos lugares y horarios en los que el sol no incide de forma intensa, la solución pasa por dotar a nuestros trabajadores de una protección adecuada.

FormacionSi habéis leído bien, desde las empresas, es necesario formar e informar a nuestros trabajadores de la importancia de incorporar a su aseo personal diario el uso de protectores solares y, en muchos casos, deberíamos proporcionárselos, lo mismo que les proporcionamos unos EPI´s.

Asimismo, demos instruirles en su correcta utilización u aplicación ya que, en muchas ocasiones, un uso inadecuado del protector solar puede resultar dañino o perjudicial y seguro que va Efectos UVAa ser insuficiente.

Debido a esto, deben tomarse en cuenta varias medidas preventivas para optimizar la protección de la piel contra el sol, algunas de las cuales no están relacionadas con el sol como, p.e., evitar el uso de ciertos jabones (antibacteriales, perfumados o fuertes),  evitar la exfoliación frecuente (se recomienda una por semana, máximo dos) o evitar el uso frecuente de productos astringentes y con contenido de alcohol (destruyen la película hidrolipídica de la superficie). Todas estas prácticas inadecuadas, disminuyen la protección natural de la piel y aumentan la fotosensibilidad, la cual a su vez está asociada con fototoxicidad y mayor riesgo de alergias cutáneas.

 

COMO ELIJO MI PROTECTOR SOLAR

Todos estamos expuestos al sol en mayor o menor medida y es por esto que el uso de protectores solares afecta a todas las personas (trabajadores o no), sin excepción.

Tipo PielSin embargo, no todos somos iguales y nuestras pieles tampoco lo son. Existen diferentes tipos de piel y en nuestra piel influyen diferentes factores como el nivel de pigmentación, edad, estilo de vida de la persona, afecciones cutáneas, etc. En consecuencia, existen diferentes tipos de protectores solares que deberemos escoger en función del tipo de piel que tengamos.

Además, referido al ámbito laboral, es necesario tener en cuenta el tiempo de exposición de los trabajadores a la radiación solar y el horario en el que se produce dicha exposición, ya que no será lo miso que ésta se produzca al mediodía, al amanecer o al anochecer. Asimismo, también debemos tener en cuenta otros aspectos como el ambiente (húmedo o seco) o el nivel de sudoración de cada trabajador.

Si la piel es normal a seca, debe escogerse un protector solar a base de crema; si es grasosa o con áreas pilosas, debe utilizarse un protector solar en loción o “spray”; y para pieles grasosas con acné, es conveniente el protector solar en gel.

FPSEs importante asegurarse de que el protector solar consista de emulsiones hidrófilas, para así asegurar su estabilidad en el agua. De esta forma logrará que permanezca sobre su piel a pesar del sudor.

Otro factor muy importante a considerar es el factor de protección solar (FPS). El FPS es un número que indica qué tanto más tarda la piel en ponerse roja al usar el protector solar. Es decir, cuanto mayor sea el FPS mejor el nivel de protección de la piel contra los rayos UV. Los niveles de protección son los siguientes: FPS 2-6, protección baja; FPS 8-12, protección media; FPS 15-25, protección alta; FPS 30-50, protección muy alta; y FPS 50+, ultra protección. Los profesionales recomiendan que en pieles blancas se utilice un FPS de 50+ y en pieles morenas de 30.

 

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES 

Además de los aspectos indicados anteriormente, es muy importante tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones que os trasladamos:Sol

  • El protector solar debe aplicarse sobre la piel limpia y después de la aplicación de una crema hidratante/humectante.
  • Utilizar protector solar que sea resistente al agua y que garantice una alta tolerancia.
  • Aplicar generosamente el protector solar 30 minutos antes de la exposición al sol y re-aplicar cada 2 horas o después recibir una ducha o baño.
  • Insistir sobre la cara (con énfasis especial en la frente, la nariz y los cachetes), hombros, orejas y cuello.
  • Evitar la exposición solar entre las 11h y las 17h.
  • Además del uso de protector solar, protegerse con gorros, camisas de manga larga (atención a la resistencia térmica de la ropa de trabajo) y gafas de sol (con marcado CE y un factor de protección adecuado a la exposición).
  • Tomar agua a intervalos regulares para prevenir la deshidratación.

 

Ante cualquier duda, consultad a un especialista o dermatólogo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

19 − 11 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>